Karim Travel » Antecedentes y perspectivas de la situación política en España de cara al 20D

Karim Travel

Antecedentes y perspectivas de la situación política en España de cara al 20D

España afronta en la actualidad, una situación política que está íntimamente relacionada con los efectos de la crisis económica que azotó al país durante seis años ininterrumpidos, antes de que la tendencia recesiva empezara a ser revertida. En la actualidad, el escenario indica que la estabilización económica del país se ha asentado durante este 2015 ya casi culminado, gracias a la recuperación esperada del crédito, la mejora del mercado laboral y un alza del poder adquisitivo de los hogares. Ahora, este aspecto dejó tras de sí una serie de reacomodos y nuevas configuraciones en el campo político del país. El descontento propició la emergencia de nuevos liderazgos y así surgieron organizaciones como PODEMOS, y forzó a un replanteamiento de las programas electorales de las organizaciones políticas tradicionales. En este escenario el país confluirá a las cruciales elecciones generales del 20D.

El meollo de la situación es que la salida de los ciclos en que las economías entran en crisis, generalmente demanda de la ejecución de políticas impopulares y reducciones no pocas veces drásticas en el gasto público que generan mucho escozor y malestar en las sociedades, este es el caso de España. La crisis económica, como es ley, ha precedido una profunda crisis político-institucional que conmueve las masas de españoles en procura de un cambio urgente. El ciudadano se siente incomprendido, la vida política de la nación le es extraña, como si fuera un instrumento desueto, un marco de participación limitada donde sólo se le convoca para asistir a procesos electorales. En otras palabras, la democracia y sus paridos en España han entrado en una crisis de confianza.

Los partidos políticos ante el desafío histórico de replantear su estrategia    

Ante la difícil y tensa situación de desconfianza por el estamento institucional, azuzada por el malestar de una ciudadanía que siente perder importantes niveles de bienestar social, ocurre un pronto reacomodo de las fuerzas políticas con miras a sobreponerse al descrédito o bien, poder aprovechar el descontento popular desde una óptica reivindicativa.

En este marco es donde se establecen los enfrentamientos de posiciones y modelos entre los partidos políticos. Unos hacen uso de un discurso justiciero, de izquierda, predican el cese de la autoridad y el ensanchamiento del gasto social y la demanda; otros por su parte advierten el riesgo de reincidir en políticas a las cuales le atribuyen las causas de la crisis. Los primeros denuncian la injusticia y atropellos de un sistema que en aras del saneamiento de la economía, no pocas veces incurre en excesos dramáticos, como los desalojos habitacionales, ejecución de deudas, despidos masivos, entre otros.

 Por su parte, los sectores de derecha esgrimen la necesidad de lograr un crecimiento económico ordenado y resolver, prioritariamente, los desequilibrios macroeconómicos que a la postre generan fuertes trastornos cada vez que ocurre un “crack” en los mercados globales. Estos desequilibrios son la excesiva subvención del desempleo, los subsidios al consumo de productos básicos, los gastos en salud y educación gratuita, el frenético impulso del mercado vía otorgamientos deliberados de créditos hipotecarios a personas de dudosa solvencia, etc.

En ese escenario se desarrolla la puja de ofertas al electorado. Partidos como el PP propugnan la necesidad de defender a toda costa el regreso de la confianza, la mejora de las condiciones financieras en los mercados y a los venturosos datos arrojados por las exportaciones, gracias a las políticas de recuperación implementadas por el gobierno, medidas sin duda muy difíciles de lograr y que demandaron gran habilidad en el manejo de la creciente tensión.

En la otra acera se encuentran los socialistas del PSOE, quienes abogan por un saneamiento más gradual de las cuentas del Estado, es decir, por la implementación de políticas que evidentemente miren hacia el crecimiento ordenado pero ejecutadas de una manera menos cáustica, aportando plazos, moratorias, facilidades de pago, en fin, más comprensión por el ciudadano común, el cual es el más afectado por la crisis económica.

Luego tenemos los partidos emergentes como PODEMOS, su programa electoral consiste en la supresión definitiva del proceso de austeridad, la ampliación de la demanda vía subsidios, el control estatal de algunas atribuciones tradicionalmente legadas al sector privado de la economía, y otras medidas. Sin embargo, su principal propuesta al pueblo español es la de revertir definitivamente el sistema de recortes al gasto público vía financiación de la sanidad, educación y asistencia estatal de las personas en estado de vulnerabilidad. Es un proyecto ambicioso que no deja de ser controversial y que supondría una inmensa inversión por parte del Estado.

Otro partido que irrumpe en la escena política española como una organización emergente es Ciudadanos, una organización que nace de la iniciativa de intelectuales catalanes y hoy hace presencia en todas las provincias de España. Este partido es de tendencia liberal y democrática. Su visión consiste en lograr mayores garantías en cuanto a derechos ciudadanos, mayor separación de poderes, ratificación y elevación a estatus constitucional la pertenencia de España a la Unión Europea, entre otras reformas. En el campo económico esta organización aboga por la libertad de empresa pero con fuerte apalancamiento y contenido social en las políticas del Estado como la reducción del IVA, una ley de estabilidad laboral, beneficios a PYMES, impulso a la innovación, etc.

PODEMOS una alternativa social para un Nuevo País

El partido de izquierda que más tinta hace correr en prensa, ensayos, libros y en cuyo ámbito se suscitan las más variopintas discusiones, es sin duda PODEMOS. Esta organización fue fundada en el año 2014 a partir de la concertación espontánea de grupos de personas que formaron parte activa del movimiento de indignados, estos se conjugaron con intelectuales, estudiantes, profesores, y personas afectadas por la crisis como los parados y aquellos que fueron objeto de desahucios inmobiliarios.

El origen de Podemos radica en la publicación del Manifiesto Ficha. Como se dijo, del seno del movimiento de indignados que sacudió los cimientos políticos de la nación española, un grupo de intelectuales, artistas, periodistas y líderes sociales, plantearon la necesidad de convertir la indignación ciudadana contra estado de cosas injusto, en una verdadera opción de cambio político.

Este manifiesto fue difundido por la publicación digital Público. Este documento fue suscrito por personalidades como los profesores de ciencias políticas Juan Carlos Monedero y Jaime Pastor, el actor Alberto San Juan, el escritor Alba Rico, y personalidades del movimiento obrero y sindical como Cándido González Carnero, entre otras personalidades.

En un inicio el movimiento consistía en crear una organización capaz de presentar una opción electoral frente a las elecciones europeas celebradas en mayo de 2014, con la finalidad de conseguir una representación que bajo la corriente izquierdista, hiciera frente oponiéndose a las políticas ejecutadas por la Unión Europea para superar la crisis económica. Es importante destacar que aunque no figurara entre los signatarios del documento fundacional del partido, el 14 de enero, un día después de la publicación del manifiesto, fue anunciado el profesor de ciencias políticas y conductor televisivo Pablo Iglesias como cabeza dirigente de la organización.

En este sentido, las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014 fue el inicio de la carrera electoral de PODEMOS, en estos comicios, siendo los primeros donde la organización participara, representó una verdadera sorpresa para el estamento político tradicional de España, siendo que el nuevo partido quedó como la cuarta opción más votada haciéndose con un 7,98% de los sufragios y asegurando cinco escaños al Parlamento Europeo.

De allí siguió un auge en la percepción de diferentes encuestas electorales, subiendo paulatinamente en los apoyos tentativos y llegando a situarse en la primera organización con opciones de votos del país en noviembre de 2014, aglutinando el 27,7% de las preferencias de los ciudadanos encuestados. Llama la atención que las cuatro principales alternativas políticas del país, incluyendo a los tradicionales PSOE y PP, convocan un universo electoral bastante similar en cuanto a números de preferencias, siendo para la fecha el partido Ciudadanos una opción que llegase a aglutinar el 22,5% de opiniones favorables.

Luego de esto, la organización afrontó un proceso de fluctuaciones en cuanto a preferencias del electorado, y así concurrieron a las elecciones autonómicas y municipales en mayo de 2015. En dichos comicios locales, PODEMOS se ubicó en un segmento del 11,23% en las Cortes Valencianas, la jurisdicción con menos respaldo, y el 20, 51% en las Cortes de Aragón, localidad que más aportó votos a la causa. En estos comicios, el partido quedó de tercer lugar en 8 jurisdicciones (Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja), por su parte quedó de cuarto lugar en 3 jurisdicciones (Canarias, Cantabria y Navarra) y quedando de quinto lugar en Valencia.

Así llegamos a las duodécimas elecciones generales en España desde la restauración, en ellas PODEMOS se ubica en el cuarto lugar en intención de votos según los últimos sondeos electorales entre PP, Ciudadanos y PSOE, sin embargo, si se toma en cuenta que estas tres organizaciones ostentan entre el 22,5% y el 22,7% de la intención de votos y PODEMOS las sigue con 17,1%, lo primero que llama la atención es que sólo cinco puntos porcentuales separan las principales alternativas electorales en el país. Lo que quiere decir que estos partidos seguirán dictando la agenda política española por un buen tiempo, y seguiremos viendo la pujanza entre la tradición y la emergencia de nuevos liderazgos.

Redactado por: RLMY

Aporte al lector: El artículo provee al lector de información sobre el contexto general de la política española de cara a las elecciones a celebrarse el 20 de diciembre, donde serán electas las cortes generales de la Nación, a saber, el senado y la cámara de diputados. El artículo parte del contexto que dio origen al actual estado de cosas y configuró las cuatro organizaciones fundamentales de la política actual.

Fuentes utilizadas:

elpais.com/elpais/2015/04/11/media/1428779474_528650.html

unpaiscontigo.es/#medidas

ciudadanos-cs.org/que-es-ciudadanos

es.santandertrade.com/analizar-mercados/espana/politica-y-economia

Otras fuentes:

institutocienciaspoliticas.org/wp-content/uploads/2015/01/PANORAMA-POLITICO-IICP-2015-Definitivo-3-en-papel-IICPa.pdf

elpais.com/tag/elecciones_generales_2015/a/

exteriores.gob.es/Consulados/HONGKONG/es/ServiciosConsulares/Paginas/Censo-electoral-general.aspx

abc.es/madrid/20141122/abci-viaje-origen-podemos-facultad-201411212001.html